Recetas/ Recetas saladas/ Sazón y Gusto

Lubina a la espalda

Lubina a la espalda

Cocinar pescado a la espalda es una de las formas más sencillas y saludables. Es una técnica tradicional y el pescado se disfruta de manera natural. Al igual que ocurre con el pescado a la sal, lo único importante para que quede jugoso es controlar la temperatura del horno y el tiempo de cocción.

Existen muchas formas de aderezar el pescado a la espalda, pero lo que de verdad le caracteriza es su forma de presentación: piezas enteras, abiertas a la mitad pero unidas, sin cabeza, limpias y escamadas. Lo mejor es pedir al pescadero que nos las prepare y así tendremos el plato listo en 15 minutos.

Aunque en este caso se explica cómo hacer lubina a la espalda, pueden adaptar la técnica a otros pescados como la dorada, el besugo, la merluza. Se puede preparar al horno, pero hay quien lo cocina de igual forma en la sartén a la plancha.

Anímate a preparar esta receta de lubina a la espalda, es fácil, sana y queda muy rica.

Lubina a la espalda

Receta de lubina a la espalda

Ingredientes (para 4 personas):
4 lubinas de ración (o 1 kg de lomos de lubina)
100 ml de caldo de pescado
4 dientes de ajo
1 cucharadita de vinagre
Pimentón
Aceite de oliva
Pimienta negra molida
Sal

Cómo preparar paso a paso lubina a la espalda

Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo, sin aire. Engrasa una fuente apta para horno con unas gotas de aceite de oliva. Coloca las lubinas con la piel hacia abajo y salpimenta al gusto. Echa un chorrito de caldo de pescado en la fuente y un par de cucharadas de aceite de oliva por encima del pescado y mete en el horno a media altura, durante 12 minutos.

Lubina a la espalda

Mientras, pela y lamina los ajos y pocha en una cucharada de aceite de oliva a fuego medio, para que no se doren ni endurezcan. Añade el vinagre, mezcla y retira.

Saca el pescado del horno, pon el sofrito de ajos por encima y espolvorea con escamas de pimentón agridulce. Si no tienes pimentón en escamas, puedes añadir cuarto de cucharadita de pimentón al refrito de ajos, justo cuando lo apagues, removiendo bien y retirando del fuego.
Lubina a la espalda

Sirve recién hecho.

Trucos y consejos para cocinar una lubina a la espalda perfecta

→ Lo ideal para este plato es usar lubinas de ración. Pide al pescadero que las quite la cabeza y las vísceras, las escame y las abra, retirando la espina, pero dejándolas en una pieza. Si son más grandes, que saque los lomos. En este caso, calcula 250 gramos de pescado en crudo por persona.

→ Puedes sustituir el caldo por vino blanco.

→ Si son lubinas de ración, en 12 minutos estarán listas. Si son lomos grandes, necesitarán unos 15 minutos.

→ Puedes acompañar esta receta de lubina a la espalda con una cama de cebolla, patata y pimiento verde. En ese caso, tendrás que pelar y freír la cebolla en juliana y la patata en láminas finas en la sartén, junto al pimiento en tiras. Cuando esté tierno, escurre y coloca en la base de la fuente con el pescado encima.

→ También puedes añadir gulas, gambas o pimientos asados. Para que no se pasen de cocción, incorpóralos cuando falten 5 minutos para terminar el horneado.

→ Si quieres hacer este plato con antelación, saca del horno cuando la falten un par de minutos, espera a que temple y traspasa a un recipiente. En cuanto se enfríe, guarda en la nevera. Cuando quieras comerlo, calienta en el microondas a media potencia para que no se reseque.

Ver fuente

Relacionados